A little story...

Hacia unos minutos que la última luz se había apagado...
Todo permanecía en tinieblas y como si las tinieblas llamaran al silencio todo se había callado, no había ningún ruido en derredor excepto el aterrador eco de la noche que resonaba en mis entrañas sin permitirme consolar el sueño.

Estaba cobijada hasta el mentón mientras temblaba de terror por debajo de mi abrigo, observaba el techo de mi habitación en búsqueda de algún indicio de cordura, pero la negrura de la noche no me permitía ver mas que un infinito abismo sin forma, y temblaba por el simple hecho de sentirme acorralada en mi propia mente, imaginándome sonidos y formas en la noche oscura que se cernía a mi alrededor...

Pasarían quizá algunas horas o en realidad fuesen minutos, pero a mi me pareció la noche mas larga que jamás había vivido, dormitaba a momentos y despertaba esperando ver la claridad del día filtrase a través de mi ventana pero en lugar de ello el abismo del techo de mi habitación, parecía tragarme sin recato... Y temblaba nuevamente esperando que mi mente dejase de acudriñar tales imágenes en mi interior, pidiéndole a mi espíritu descanso para mi cuerpo, pero no pasaba mucho tiempo dormitando cuando la fuerza de mi propio temor me hacia volver la mirada hacia al frente, abriendo mis ojos lentamente, esperando cada vez observar la dulzura del día entrando con su calidez en mi habitación, pero no había tal cambio...

Sola, así es como me encontraba aquella noche que me pareció la más larga que jamás había vivido... Sola en mi habitación, sola en mi cama... Sola en mi mente...

Con mis temores carcomiéndome el alma y trastornándome el interior.....
Temblando de terror....

Esperando que el día me devolviera la cordura... Pero el día nunca llegó...
Aquella noche, la más larga que jamás había vivido trastornó mi alma y llenó de abandono mi corazón, transformó mi elocuencia en locura y mi mente en un laberinto de imágenes sin forma...

Monstruos que me atormentan día y noche, noche y día... A lo largo de mi vida... Desde aquella noche en que esperé la mañana sin percatarme que no vendría...

11 comentarios:

Dr. Kenzo Tenma dijo...

¡Cómo me acorde de tí anoche!… jajajaja No pienses mal =P

Sucede que NiñaAyanami y yo nos desvelamos viendo Evangelion.

¿Qué crees que dijo?

–“Papi, es niña no se llama Asuka; se llama Bazuka, porque es bien explosiva y enojona”

Jajajajajajajajaja, ¿Cómo la ves?

Besos

el huge dijo...

De eso se encargan los temores...

De jodernos la existencia que nos jodemos solitos cuando nos la pasamos atemorizados...

A veces la mañana nunca llega. Hay que buscarla y tratar de mantener a los demonios lejos en lo que la hallamos o no. Aunque, no creas: a veces es bueno caer en el abismo, tanto como permanecer firmemente en pie.

Te dejo un abrazo, amiga...

el huge dijo...

where you at?

no tas?

Dr. Kenzo Tenma dijo...

Mmmmmmm… ¿Todo bien?

besos

CAVA dijo...

ANDALE, ME GUSTO MUCHO...!¡!

BUEN FIN DE SEMANA.
UN BESO GRANDE.

Abbita dijo...

Hola niña hermosa pasando a saludarte y dejarte muchos besos!!!

Dr. Kenzo Tenma dijo...

Güerita… muchos besos y abrazos. ¿Qué tal de escuela?

el huge dijo...

¿ya te viste en la lista de comentarios memorables en mi espacio de window live? Pásale a pasar!

Un abrazo

Dr. Kenzo Tenma dijo...

¿Qué puex, ya eres ingeniero güerilla?

Besos

Dr. Kenzo Tenma dijo...

Güerilla… respondí un e-mail tuyo por ahí... ¿Ya lo viste? ¡Noooo! ¿Cóoooomo ahí qué? jajajaja.

Besos.

CAVA dijo...

HOLA COMO ESTAS...?
SOLO PASABA DE RAPIDIN A SALUDAR.
QUE TENGAS UN EXCELENTE FIN DE SEMANA, UN BESO Y UN ABRAZO.